Renacer o Rebirthing ¿Podemos renacer con la respiración?

Veda Natura
Plantilla entradas blog (1)-min

Renacer con la respiración.

¿Que es el Rebirthing?

Renacer Rebirthing; puedo decir que realmente es un renacer, el darse cuenta con todo el cuerpo de los aspectos que no eres capaz de ver y ser consciente realmente. Es una respiración energética consciente para renacer. Que disuelve cualquier forma de resistencia, transformándola.

Tumbado, con el único propósito más que el de seguir respirando, empezamos con las respiraciones.

Suavemente sin forzar y con el fluir constante del aire, inhalación tras exhalación, empecé a revivir la sesión anterior.

Esta vez  en lugar del peto de plomo y de los anzuelos, note el campo etérico del cuerpo:

(El ser humano posee además del cuerpo físico, otros cuerpos energéticos.

El etérico no es más que la manifestación externa de las fuerzas magnéticas del cuerpo.

Nuestro cerebro produce electricidad bajo la acción de substancias químicas, tales como el agua y los minerales que en el sustentan, la sangrante se compone principalmente de agua. Podemos decir que todo nuestro cuerpo esta bañado de electricidad, de procedencia magnética.)

De entrada quise ir de pesca para estrenar mis nuevos anzuelos, pero al momento sentí que esta vez algo había cambiado en mi.

Poco a poco con la respiración y mi atención. “ y la gran presencia” Esta vez, los dedos eran dedos, acompañados de una sensación bien conocida pero guardada en el recuerdo, esperando el momento de aflorar de nuevo. Pude sentir el etérico y la descomunal energía vital.

¡Y que sensación tan agradable de reencontrar!

A la vez pude acceder e interpretar las indicaciones del subconsciente.

«Que aún pareciendo otro ser, somos nosotros mismos. Puede parecer complicado de entender´´     

(-A mí, en un principio me costo de ver.)

¿Que pasa cuando el subconsciente entra en ación, con toda nuestra experiencia vital acumulada en el?

El subconsciente no distingue entre la realidad física y lo que estás pensando. No tiene sentido del humor y se lo toma todo literalmente, la mente subconsciente responde con el instinto y el hábito.

Es gracias a todos estos patrones mentales de pensamiento, patrones mentales de acción, creencias limitantes, que en muchas situaciones ahorrándonos un tiempo “vital” todo el engranaje funciona como un autómata y actúa para salvarnos “la vida” ( ¡muchas veces nos la jode! )

Siendo solo una décima parte del total nuestra consciencia, el funcionamiento del subconsciente en la sombra de lo que es nuestro día a día, hace que a veces respondamos o actuemos sin saber muy bien el porque, espontáneamente, como si de una respuesta automática se tratase, e aquí la falta de comunicación consciente entre el uno y el otro. 

En nosotros está el poder sintonizarnos con él, y darle a entender que ayudándonos mutuamente los dos salimos ganando, ya que somos uno.

Al decir en nosotros está, me refiero de una manera desinteresada,

(esto es resultado de la presente sesión)

Pude interactuar sin rozamientos. Tenemos que saber/entender que no todo en esta vida tiene que ser percibido, analizado de una manera plenamente racional para poder ser.

Cuando menos pensemos en el cómo, más llegamos a verlo.

Después de jugar con mi energía, mi cuerpo intentó avisarme de algo que yo no podía percibir,

dio señal y empecé con las reacciones previas al ataque de pánico, con todo el mecanismo a pleno rendimiento algo volvió a cambiar. ¡Simplemente respiré!

Me dejé fluir. ¿Qué podía pasar? ¿Qué sentido tenía todo eso? Dejé de percibir amenaza alguna, y el miedo que acarrea instantáneamente desapareció, conecté con las respuestas de una manera involuntaria.

No es que alguien me hablara, explicando las respuestas que podía haber formulado previamente ( Que si pude oír como si de un dialogo se tratase) fue una forma de comunicación nueva para mi, clara como una conversación corriente, pero con una profundidad y una “paz” en todo el transcurso, que hacia de ello algo divino, muy placentero.

¡El salto en mi evolución fue espectacular!

Toda mi vida queriendo “saber” y ahora que tenia un mecanismo que me permitía tal objetivo. Dejó de tener sentido la búsqueda.

Presencia

Después de años tratándome con diferentes terapias, y ¡si! Después de lo dicho, ahora entiendo el porque de la presencia.

¿Porque la puedo entender ahora?

No es que antes no pudiera notar la gran presencia de los terapeutas, o de la gente en general, en el transcurso de un día normal (Como todos hacemos) Si no que simple y llanamente los percibía de una manera poco clara y empañada por la mente.

Ahora la veo a otro nivel de consciencia. Puedo ver al terapeuta en cuestión, mejor dicho, sentir, percibir conscientemente e inconscientemente y creedme a esto podríamos llamarlo realmente ver. 

La paz inundo todo mi ser. Tuve consciencia de todo lo que antes eran dudas, como si de una cueva se tratase y al fin poder vislumbrar una luz que me re-conducía hacia otro lugar.                 Así me sentía, y con la conciencia de empezar a comprenderme realmente, sin querer saber más, no quería preguntar nada, pues todo estaba en mi.

-Se que estos últimos 30 y tantos años de percibir de una manera determinada no iban a cambiar de la noche a la mañana.

Pero otra realidad asoma para poder ser vivida. Sabiendo que el único camino a seguir es dejarse a uno mismo fluir. El camino deja de tener la importancia que antaño tenía. Pues ya no hay un camino marcado por nuestra parte consciente, ¡no quiero un camino a seguir!   

Simplemente me permito ser y fluir.

Veda Natura

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *